El administrador de fincas y la innovación para mejorar el servicio

La figura del administrador de fincas es cada vez más importante en las sociedades modernas, ya que el tipo de vivienda comunitaria aumenta. Ya sea para las fincas en régimen de alquiler o en propiedad, las funciones de este profesional son imprescindibles

El oficio de un administrador de fincas está sujeto a una constante evolución, con cambios en la normativa y aparición de situaciones particulares que hay que saber solventar de forma particular. Como norma general, esta profesión es la que se encarga de llevar a cabo de forma eficiente los asuntos reglamentarios y financieros que una comunidad de vecinos considera imprescindibles para su sostén.

Entre sus actividades, es de especial relevancia la gestión de las comunidades, siempre y cuando se haya realizado una solicitud de común acuerdo entre los propietarios de la finca, ya sea municipal o rural. También puede darse mediante resolución en una asamblea de propietarios.

administradores de fincas

Un administrador de fincas en quien confiar

Las funciones de los administradores de fincas son las mismas para todos. Sin embargo, no todos funcionan igual, como cabe imaginar. Antes de saber cuáles son las funciones de este profesional, cabe anunciar que cada provincia o población tiene una asesoría que es referente del sector. Conviene averiguar cuál es la que corresponde a la zona donde esté ubicada la finca que hay que administrar para acertar en la decisión de contratar a la más capacitada.  

Para todos aquellos que necesiten un Administrador de Fincas la decisión es bien sencilla. Alora Finca se ha colocado como un referente en la ciudad y sus poblaciones más cercanas. Este éxito se debe en buena medida a la visión, completamente innovadora, que aplican sus propietarias, creando un nuevo modelo de negocio. Esta gestoría la componen dos mujeres jóvenes y dinámicas, con ideas revolucionarias y altamente eficaces en la gestión de las comunidades vecinales y nuevas comunidades que consiguen que aumente el buen desarrollo en los trabajos y redunde en la armonía entre los propietarios.

Las tecnologías al servicio de Alora Finca y la administración de propiedades

Gracias al conocimiento y uso acertado de las tecnologías, esta pareja crea toda una filosofía en la que se tiene como base la comunicación fluida y constante entre propietarios y administradores. Representa esa nueva forma de acometer cualquier situación del modo más eficaz posible, aportando nuevas ideas y sistemas de gestión, recurriendo a las posibilidades que el mundo tecnológico actual ofrece.

Por este mismo motivo, todas aquellas personas que necesiten llevar a cabo la Constitucion de nuevas comunidades, aquellas que tienen que llevar a cabo el proceso de formalización, no tendrán mejor y más eficaz asesoramiento que Alora Finca. No en vano este administrador de fincas cuenta con el servicio más avanzado, con la última tecnología al servicio del sector, gestionado por las personas mejor formadas y con la más sólida experiencia.

Alora Finca camina de la mano de los tiempos haciendo un uso eficaz de las tecnologías de la comunicación gracias a la hiperconectividad que existe hoy día, facilitando, del mismo modo, la accesibilidad con herramientas innovadoras, como la App “NetFincas”.

¿Qué es NetFincas?

La aplicación Netfincas es el complemento ideal para facilitar a los propietarios la más completa y actualizada información sobre la comunidad de propietarios que habita. Este revolucionario software permite a todos los componentes de la comunidad el conocimiento, desde cualquier terminal con acceso a internet, del estado de la comunidad, con el valor añadido de facilitar la comunicación con el administrador.

Con esta aplicación, el propietario podrá aportar ideas, comunicar inquietudes, anunciar alguna avería, desgaste o rotura en las instalaciones, e incluso domiciliar los recibos, entre otras muchas opciones relacionadas con las funciones de un administrador de fincas.

Cuáles son las funciones de un administrador de fincas

Como se ha indicado en la introducción a este artículo, hay dos diferencias fundamentales en relación a las actividades que lleva a cabo un administrador de fincas. Por un lado, están las funciones sobre las fincas arrendadas y, por otro, las que se poseen en propiedad.

Cuando la función se refiere a fincas arrendadas

En este sentido, cabe señalar entre otras aptitudes las de seleccionar al arrendatario, constituir la fianza y encargarse de la redacción y firma del contrato. También podrá obtener la cédula de habitabilidad, cobrar la renta y actualizarla, realizar el pago de gastos e impuestos y gestionar el traspaso de locales comerciales.

Así mismo, se le capacita para atender las obras de mejora y reparación, realizar liquidaciones a los propietarios, gestionar los asuntos relacionados con vecinos morosos y asesorar sobre cualquier otra cuestión relativa al arrendamiento.

Cuando la función se refiere a fincas de propiedad

En este caso, el número de responsabilidades aumenta considerablemente. Se pueden dividir en los bloques siguientes; custodia de la buena administración del edificio, las instalaciones y sus prestaciones, protección de la finca (reparaciones y disposiciones que sean necesarias), organizar el programa de gastos y las obras.

Por otro lado, también puede prestar asesoramiento relativo al inmueble, la contabilidad (llevarla al día, información económica, casos de morosidad…), el envío de documento de deuda (corriente de desembolso, reclamación judicial), la mediación (búsqueda de la armonía y la buena convivencia entre los vecinos), y la ocupación del cargo de secretario en las juntas de vecinos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • NO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *