La importancia de contar con un buen abogado penalista

04/04/2022

Todas las personas que se encuentran inmersas en una situación de carácter legal necesitan acudir a un abogado. Aunque a priori puede parecer algo sencillo, como cabe suponer, no todos los abogados son iguales, y el veredicto del juez depende, en buena parte, del trabajo que estos realicen. Cuando se está metido en algun asunto de caracter penal, gana más peso e importancia, si cabe,  elegir un abogado experto en derecho penal, pues en muchos casos la pérdida o no de la libertad individual va a depender de su buen hacer.

El Abogado penalista es un licenciado en derecho que, tras finalizar su carrera, ha realizado un máster en derecho penal. Además, con posterioridad, ha debido aprobar un examen de capacitación profesional de la abogacía y debe estar adscrito a uno de los colegios profesionales correspondientes para ejercer la profesión. En abilityabogados.com, se localiza al Abogado penalista Madrid, es decir, al experto en derecho penal de la capital del país que está operativo las 24 horas del día los 365 días del año, sin importar si es fin de semana o festivo. Además, su compromiso con sus clientes les hace presenciarse en una hora en el centro de detención, desde que recibe la llamada de ayuda.

Índice

¿Qué es el derecho penal?

El concepto de Derecho Penal ha ido evolucionando a lo largo de la historia, desde el Derecho Romano hasta la Edad Media y, así sucesivamente, el ser humano ha ido reflexionado hasta llegar a la actual Definición de Derecho Penal.

Hoy en día, se puede puede definir este ejercicio de la abogacía desde diferentes perspectivas. Desde un punto de vista formal, se trata de una parte del ordenamiento jurídico constituida por un conjunto de disposiciones legales en las que se asocian delitos y estados de peligrosidad criminal. A tales acciones se les imponen unas penas y unas medidas de seguridad como consecuencias jurídicas.

Desde una punto de vista material, el derecho penal es una parte del ordenamiento jurídico que se encarga de proteger los bienes jurídicos fundamentales del individuo y de la sociedad. Se trata de un  instrumento de control para mantener el orden social.

Por qué es tan importante la labor de un buen abogado penal

Si alguna vez, uno mismo, algún familiar o alguien cercano se ha visto acusado por un delito, ya sabrá de primera mano la importancia de contar con un buen abogado penalista, que cuente con una buena formación y dilatada experiencia para que pueda ejercer la mejor defensa posible.Un buen abogado penalista es, además, un profesional que ama su trabajo, que se involucra en los casos de sus clientes y cuenta con el firme propósito de buscar la mejor manera de defender sus derechos.

No hay que olvidar que cuando un sujeto está siendo investigado o es acusado de estar involucrado en un delito se encuentra en una situación extremadamente delicada en la que está en juego su libertad. Las consecuencias pueden ser el ingreso en prisión, cuantiosas multas económicas, así como contar con antecedentes penales, lo que acarrea una importante reducción de oportunidades laborales en el futuro.

Un buen abogado penalista es plenamente consciente de que la vida de su cliente puede cambiar de la noche a la mañana significativamente. Habitualmente, en un procedimiento penal hay muchas pruebas contra la persona acusada, pero el abogado deberá estudiarlas y analizarlas por separado para preparar la mejor defensa posible. Cada batalla ganada es un paso más para una buena defensa que tendrá como principal objetivo sembrar el beneficio de la duda en el juez y conseguir la absolución del cliente.

El abogado especializado en derecho penal debe investigar a fondo el caso para encontrar cualquier fuente de defensa. Del mismo modo, deberá  conocer las pruebas y  los testigos que pueden resultar relevantes en el caso. Así mismo, tiene que informar a su cliente con claridad de las diferentes fases del proceso penal, cuáles son las acusaciones que hay contra él y las consecuncias en caso de perder el juicio. En ocasiones, cuando crea que es lo más beneficioso para el acusado porque las pruebas sean concluyentes y la defensa muy complicada, intentará llegar a acuerdos para conseguir rebajar la condena.

Diferentes estapas del proceso penal

 Los procesos penales cuentan de diferentes etapas, concretamnte tres: la investigación, la instrucción y el juicio oral.

En la primera fase, de investigación, se recogen todas las pruebas de los hechos enjuiciados, como interrogatorios, autopsias u otros procedimientos peritales que sean pertinentes para el delito que va a ser juzgado.

En la segunda fase, de instrucción, los abogados construyen los argumentos que respaldarán el discurso de acusación o de defensa, ciñéndose a los procedimientos previstos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim). Es aquí donde el abogado penalista tendrá que hacer una presentación convincente, con una buena defensa que tenga en cuenta hasta el mínimo detalle, para exculpar al acusado.

La tercera y última fase es la del juicio oral. En ella el juez, finalmente, dictará sentencia para aplicar la ley conforme a las pruebas y las declaraciones presentadas.

  1. Global Law dice:

    Si una persona ha sido acusada de un delito necesitará una buena defensa siempre. Estamos de acuerdo con que contratar a un abogado puede ser fácil, ya que hay muchos. Sin embargo, encontrar uno bueno puede ser la clave para resolver de la mejor manera posible un caso tan delicado como un delito sea del tipo que sea. Enhorabuena, muy buen artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir