Qué deberías tener en cuenta a la hora de elegir una asesoría / gestoría

Cuando se decide delegar el apartado de gestión administrativa a una asesoría o gestoría, hay empresas que eligen y contratan la primera opción sin tener en cuenta otras ofertas o saber bien sus necesidades. Otras incluso, realizan un búsqueda más amplia pero se fijan únicamente en el precio del servicio y no en otros elementos como la experiencia en el sector o si el paquete contratado cubren o se adaptan a sus necesidades.

En este artículo queremos ayudarte a encontrar la mejor solución a la hora de elegir a una asesoría o gestoría que se adapte a tus necesidades, por otro lado, también dar a entender que el precio no debe ser un factor decisivo a la hora de contratar estos servicios profesionales para tu empresa.

¿Por qué necesitas una asesoría o gestoría?

Antes de elegir una buena asesoría o gestoría es conveniente tener claro la importancia de contar con los servicios de estos profesionales para tu negocio.

Uno de los apartados más importantes sería el ahorro de tiempo, se trata de profesionales cualificados que se encargan de realizar tareas de gestión contable, fiscal y laboral diariamente, por lo que pueden llegar a realizar gestiones en pocos minutos cuando tu, por desconocimiento, puedes hacerlo en varias horas o días.

Otro apartado, que guarda relación con lo anterior, sería que se trata de profesionales que su oficio es la gestión contable, fiscal y laboral de una empresa, mientras que tu eres el experto en producto o servicio. Si dedicas tiempo a la gestión administrativa estarás perdiendo un tiempo muy valioso que no lo inviertes en lo que de verdad sabes gestionar. Por tanto, la mejor opción será siempre delegar este tipo de funciones y para ello hay que saber elegir correctamente.

5 tips para elegir a una buena asesoría / gestoría

  1. El precio no debe ser definitivo: No te centres en buscar un servicio básico por el coste mínimo, al final esto puede dar un resultado que te facturen por acciones adicionales que no cubran un servicio básico, o bien no dispongan de los medios necesarios para la correcta gestión de tu empresa, ya que ahorran costes en herramientas que ofrecen soluciones estandarizadas.
  2. Experiencia en tu sector: No es lo mismo una asesoría o gestoría que ofrezca servicios genéricos para cualquier tipo de mercado. Por lo general las gestiones suelen ser homogéneas entre sector y sector, pero pueden haber actos jurídicos diferenciados y conviene tener a un despacho especializado que se adelante a los procesos específicos que pueda tener tu mercado.
  3. Asesoramiento proactivo: Esto es difícil de detectar a primeras de cambio, pero puedes fijarte en referencias o testimonios de clientes. El asesoramiento proactivo sería la acción de una asesoría o gestoría en adelantarse y ofrecer soluciones integrales, desde el punto de vista interno y externo con objetivo de mejorar el crecimiento de la empresa.
  4. Servicios o productos todo en uno: Una buena asesoría y gestoría, además de ofrecer un servicio específico, debe disponer de las herramientas necesarias para dar un servicio integral a sus clientes. Es decir, deberá contar con los medios necesarios para ofrecer soluciones en las diferentes faces o procesos. En este caso, la gestoría grupo gie es un gran ejemplo, ofrece servicios para todo tipo de situaciones que pueda demandar una empresa, desde formación, coworking, seguros hasta el asesoramiento en I+D+i.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • NO

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!