Artículo 28. Igualdad de remuneración por razón de sexo


El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella.

Volver a: Estatuto Trabajadores

Artículo 28. Igualdad de remuneración por razón de sexo
4.8 (96%) 5 votos

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • NO

Deja un comentario