Diferencias entre despido improcedente, procedente y nulo

Cuando la empresa decide despedir a un trabajador aplica algunos de los tipos de despidos y en ocasiones, el trabajador puede no estar de acuerdo y decide impugnar tal despido, para estos casos, pueden darse tres situaciones, bien la situación puede declararse como despido procedente, despido improcedente y despido nulo.

Es importante saber la diferencia de cada uno, y por eso, en este artículo te hablaré de las diferencias de cada una de ellas y que consecuencias dispone cada una de las circunstancias mencionadas.

¿Qué es un despido Improcedente?

El despido procedente se dará cuando el empresario realice un despido y no tenga justificación, argumentación o demostración del motivo de la ruptura contractual. Eso sí, para que un despido sea declarado improcedente, el trabajador debe impugnar solicitando que se declare el despido como improcedente al ser realizado sin justificación, argumento o hecho válido para su aplicación.

Por tanto, será el juez el que, en base a los datos aportados, declare si el despido es improcedente.

Consecuencias del despido improcedente

Si el despido se declara improcedente afectará a la indemnización por despido que la empresa deberá realizar, y claro está, tendrá que tener en cuenta si el trabajador presenta una antigüedad anterior a Febrero de 2012, ya que la cuantía sería distinta a la actual.

Hoy en día el despido improcedente se calcula de una indemnización de 33 días por año trabajado, mientras que hasta febrero de 2012 se calculaba a razón de 45 días por año trabajado.

Si el trabajador se encontraba dado de alta en ambos periodos, se han de calcular en dos tramos la indemnización, es decir, uno por el periodo anterior y hasta febrero de 2012 a 45 días por año trabajado y el otro de posterior a febrero de 2012 a razón de 33 días por año trabajado desde dicha situación.

En caso de dictaminarse el despido nulo, la empresa no deberá abonar dichas indemnizaciones y deberá readmitir al trabajador a su puesto y abonarlo los salarios de tramitación que se hubiesen generado siempre y cuando el convenio o representantes así lo permitan.

Cabe recalcar que la declaración de despido improcedentes puede acarrear la no aplicación de bonificaciones de contratos al disponer del requisito de no efectuar un despido improcedente durante un periodo de tiempo estipulado en cada normativa.

¿Qué es el despido nulo?

Tras declararse un despido improcedente, la empresa puede admitir la improcedencia y abonar la indemnización por improcedencia, pero por otro lado, la empresa puede optar por readmitir al trabajador y solo abonarle los salarios de tramitación generados.

¿Qué es un despido procedente?

Al contrario que el improcedente, el despido procedente se dará cuando el trabajador impugne el despido y el juez falle a favor de la empresa admitiendo de la existencia de argumentos, justificantes o hechos que apoye su resolución y por tanto esté contemplado la legalidad de dicha situación.

Consecuencias del despido procedente

Resulta la situación más favorable para la empresa en caso de impugnación del despido por parte del trabajador, pero es importante determinar el tipo de despido procedente que se pueden dar.

  • Despido procedente por despido disciplinario: Para este tipo de casos, la empresa no abonaría ninguna indemnización por despido.
  • Despido procedente general: En este tipo de situaciones, la empresa deberá abonar la indemnización por despido procedente a razón de 20 días por año trabajado.

Infografía diferencias despidos nulos, improcedentes y procedentes

Diferencias Despidos nulo, procedente e improcedente infografía

En conclusión

La improcedencia o procedencia de un despido lo dictamina un juez, por tanto, cuando se decide realizar el despido del trabajador por aplicar cualquier clave de baja de contrato que estime oportuno a dicha situación, y posteriormente, en una vista judicial se declarará si el despido es procedente o bien improcedente, para este último caso, la empresa puede optar a readmitir al trabajador o bien aceptar la improcedencia y abonarle la indemnización.

Por favor, ayúdame a que esta información llegue a la mayor cantidad de personas posible. Solo tienes que compartir en alguna de tus Redes Sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

ayuda gestorías compartir

Diferencias entre despido improcedente, procedente y nulo
4.8 (95%) 4 votos

¿Quieres ser el primero en recibir actualizaciones de Ayuda Gestorías?

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable: Fernando Acevedo
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Destinatarios: Proveedor de hosting de la web en EU, Hostproton, cuyos niveles de protección son adecuados según Comisión de la UE
  • Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Si no introduces los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios no podré atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en legal(arroba)ayudagestorias.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.