Posibles escenarios a tener en cuenta después de un ERTE

15/02/2022

Desde el inicio de la pandemia la palabra ERTE ha sido uno de los términos más buscados y la solución más aplicada por muchas empresas. A muchos afectados por los ERTES le han entrado dudas de la situación laboral en el que se encuentra y preguntándose si te pueden despedir después de un ERTE y cuestiones similares.

En este artículo te hablaremos sobre los posibles escenarios en el que se puede estar tras un ERTE y qué debes realizar, pero antes que nada, vamos a definir dos conceptos fundamentales, la diferencia entre un ERE y un ERTE.

Índice

Diferencia ERE y ERTE

Un ERE o Expediente de Regulación de Empleo es un mecanismo legal que se acogen las empresas para la aplicación de despidos o suspensiones colectivas derivadas de dos posibles situaciones, por causas de Fuerza Mayor o por causas de ETOP (Causas económicas, técnicas, operativas y productivas). El ERE se encuentran regulados en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, en el que se regula el Estatuto de los Trabajadores.

Cuando la empresa aplica un ERE temporal, esta se denominará como ERTE, que consiste en la suspensión temporal del contrato de los trabajadores de forma colectiva, pudiendo ser total o parcial. La importancia de la causa que original el ERE es relevante, ya que según sea el tipo, se deben seguir procesos administrativos singulares para las empresas.

Por otro lado, también hay que diferenciar entre ERTE COVID y el ERTE general, dado que la primera dispone de una serie de ventajas con respecto al segundo. El claro ejemplo es el cómputo de disfrute de la prestación por desempleo, en el primer caso no consumirá días de derecho de prestación y el segundo sí.

Sabiendo lo anterior, pasemos a nombrar algunos posibles escenarios tras un ERTE

Despido tras un ERTE

Se habla mucho sobre la prohibición de despidos tras un ERTE y la respuesta es sí, te pueden despedir después de un ERTE, ya que la obligación de mantener a los trabajadores 6 meses tras un ERTE solo se sanciona con la devolución de las exoneraciones aplicadas por lo que resulta solo una medida disuasoria para que la empresa no devuelva dichas exoneraciones.

También será posible despedir a un trabajador dentro de los 6 meses de tras la reincorporación del ERTE cuando responda a causas de incumpliendo grave justificado y probado por el empresario. En estos casos, el trabajador puede recurrir y luchar para que el despido sea considerado improcedente o nulo. Y por supuesto, no se determinará como incumplimiento cuando el propio trabajador cause baja.

Tras los 6 meses, la empresa podría aplicar despidos colectivos alegando causas por ETOP (económicas, técnicas, organizativas y productivas) lo que pasaría a ser denominado un ERE.

En un escenario más optimista, la empresa puede volver a recuperar el nivel de producción o aplicar otros tipos de soluciones laborales para responder al dimensionamiento irregular como la decisión de dar vacaciones a trabajadores a la vez, reubicaciones, fomentar el teletrabajo, establecer nuevas fuentes de ingresos o destinar trabajadores a otras áreas de la compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir